Portada » Windows o Mac: Claves para abordar el tema eterno de qué elegir
Movil Android

Windows o Mac: Claves para abordar el tema eterno de qué elegir

Algunos podrían afirmar que en el globo digital hay dos tipos de residentes: los que usan Windows o Mac. En cierto modo, así es como es. Años atrás, Linux era también un sistema operativo usado en un medio básicamente (bastante menos) prevaleciente, sin embargo hoy en día Windows 10 y también Mac OS son el sistema operativo por excelencia. Así que, cuando se trata de conseguir un sistema informático, surge la preocupación de qué sistema operativo elegir, y también no es constantemente fácil de resolver como veremos.

Lo más importante es tener claro cuáles son nuestras principales prioridades, así como el plan de presupuesto que tenemos.

La diferencia inicial entre Windows y Mac OS, que no es específicamente pequeña, depende de la conexión de Microsoft y Apple con los proveedores de ordenadores. Mientras que Microsoft permite a otros proveedores de equipos utilizar Windows como sistema operativo para sus sistemas informáticos, además de utilizarlo en sus propios sistemas informáticos, Apple obtiene Mac OS X para su Macbook, iMac, Mac Pro o Mac Mini.

Esta exclusividad de Apple, hace que los dispositivos Mac OS pongan la barra de precios en un punto alto, por lo que no siempre podremos comprar un equipo Mac OS si nuestro plan de presupuesto no es tan grande como sus costos.

Los sistemas informáticos de Windows, por el contrario, pueden ser localizados a partir de precios muy bajos a menudo, y también podemos pensar en hacer nuestros propios sistemas informáticos a partir de piezas de equipos, así como montar Windows 10 por nuestra cuenta más tarde.

Obviamente, Windows 10 tiene un precio (se puede actualizar a Windows 10 desde Windows 7 o Windows 8.1), mientras que Mac OS X es gratuito para los individuos de Apple.

En los tiempos actuales, sin embargo, y volviendo también al tema de los precios de las herramientas, los costes de los fabricantes como Microsoft tanto en portátiles como en All In Among el diseño del Surface Studio, llegan a un nivel similar al de los ordenadores Mac.

Sin embargo, hay más diversidad de precios en el universo Windows que en el Mac.

Si quieres un Mac, tendrás que estar con Mac OS, más o menos

Esta exclusividad de hardware sugiere que si desea una computadora Apple, tendrá que ser con Mac OS.

Sin embargo en el método, Apple  permite la instalación de Windows 10 utilizando la innovación Bootcamp a través del cual podemos crear un Windows divisores en el Mac, para arrancar desde él.

Otras alternativas son utilizar alguna herramienta de virtualización en Mac OS como Parallels para ejecutar Windows, sin embargo con una eficiencia mínima por las fuentes asignadas a la máquina virtual.

Una alternativa más es arrancar desde un disco duro exterior donde tenemos instalada una versión de Windows To Go, aunque no es evidente desarrollar este tipo de configuración, todo está dicho.

En cualquier caso, hay opciones para usar Windows en un Mac, lo que no ocurre al revés.

Hay opciones alternativas para ejecutar Mac OS X en ordenadores con Windows, pero se requiere un conocimiento avanzado para adaptar Mac OS al hardware de los ordenadores con Windows.

El predicamento de la interfaz

Dejando a un lado la sección de equipos y concentrándose también en las diferencias del sistema operativo, las diferencias entre Windows y Mac OS en el lado de la interfaz de usuario son igualmente apropiadas.

Mac OS X tiene su origen en una circulación de Linux llamada BSD, y fue una ruptura con Mac OS 9 a partir de 2002.

El sistema de ventanas, obtener acceso a la administración de aprobación, aprobación de archivos y también en general todos “los básicos” del sistema conocen a las personas familiarizadas con Linux, incluyendo la consola de comandos, que puede ser utilizada extremadamente bien en Mac para trabajos avanzados.

En las variaciones más actualizadas, sin embargo, Apple se está alejando de sus orígenes en Linux al deshacerse de las capacidades de bajo nivel y decidiendo más por un sistema de ejecución fácil de usar.

En realidad Mac OS siempre ha sido más fácil de usar que Windows en general, específicamente antes de Windows 10.

Considerando la llegada de Windows 10, Microsoft ha tratado de simplificar su interfaz, imitando a Apple en aspectos como los cuadros de diálogo para la configuración del sistema.

Además de ofrecer la oportunidad de montar una consola de comandos de Linux para un poco más de individuos profesionales, pero sin hacer complejo el componente de escritorio.

En ambos sistemas operativos hay intrigantes mezclas de atajos de teclado para acelerar determinadas actividades, dispositivos de búsqueda avanzada, gestor de datos, imágenes, así como la asimilación con asistentes individuales como Cortana en Windows y también Siri en Apple.

Pantalla táctil, sólo en Windows

Por el momento, aquellos que deseen tener una interfaz de usuario táctil y también herramientas con pantallas táctiles tendrán que permanecer con Windows

Microsoft ha descubierto integrar la parte táctil y también la no táctil en una interfaz solitaria, para asegurar que no ocurra nada si no tienes una pantalla táctil, pero incluyendo la comunicación a través de toques en pantalla con los dedos o bolígrafos digitales de precisión con los que puedes dibujar o escribir de forma líquida y también natural. Los artilugios convertibles como Surface Pro de Microsoft son ejemplos de lo que se puede lograr al maximizar las posibilidades de la tecnología.

Apple añade la capacidad táctil a las tabletas iPad Pro usando bolígrafos digitales, por ejemplo, pero no en los sistemas informáticos basados en Mac OS X.

Aplicaciones, gane Windows.

En el área de aplicaciones disponibles, Microsoft tiene el beneficio de la compatibilidad con todo el software de lustros.

Hoy en día, Microsoft depende de usar su tienda de aplicaciones como fuente para instalar programas, de la misma manera que Apple básicamente confía en la tienda de Apple para acceder a los programas en Mac OS, pero el número de programas disponibles en Windows es mayor que en Mac OS.

Las aplicaciones más utilizadas están disponibles tanto para Windows como para Mac OS, ya sean suites para el lugar de trabajo, programas de edición multimedia, de rendimiento, etc.

Sin embargo, para Mac OS hay aplicaciones específicas para el sistema de Apple que no existen en su versión de Windows, como Pixelmator para la edición y mejora de imágenes o Last Cut para la edición de vídeo, Garage Band para la composición de canciones o Reasoning Pro también para los músicos.

Apple tiene su propia suite ofimática, que también se utiliza de forma totalmente gratuita, aunque en realidad, en Mac OS domina adicionalmente Microsoft Workplace como aplicación de rendimiento en el lugar de trabajo.

Microsoft tiene un ritmo realmente intrigante al prepararse para Workplace 365 en el que incluye espacio de almacenamiento en la nube con planes muy competitivos como profundizar más adelante en el área en la nube.

Juegos, Windows por favor

Si eres un jugador, procediendo con el software, tendrás que seguir con Windows. La selección y diversidad de videojuegos disponibles para Windows trasciende a la oferta en Mac OS, y también las posibilidades de construir ordenadores de altísimo rendimiento a partir de la elección de hardware \N personalizado.

El hardware de Apple está regulado por la propia Apple, y no hay sistemas informáticos específicos para juegos, ni videojuegos ofrecidos para Mac OS X de forma generalizada.

Protección, mucho mejor Apple

Apple ha sido típicamente mucho menos susceptible a los asaltos que los sistemas informáticos basados en Microsoft Windows. Mac OS X está basado en Linux, una plataforma con una administración de permisos mucho más rígida que la de Windows, así como Apple también ha controlado el acceso a los programas mucho más estrechamente, sin permitir típicamente que se monten programas que no están en la tienda de Apple.

El malware tan típico de Windows está empezando a dirigirse a los ordenadores del Mac OS, aunque en menor medida que cuando se trata de Windows.

La nube, básicamente un empate

En el caso de la nube, Microsoft ofrece 5 TB de área fundamental de forma gratuita, al igual que iCloud suministra esta misma cantidad de espacio de forma gratuita.

iCloud gasta 0,99? cada mes para tener 50 GB, mientras que Microsoft utiliza 50 GB por 2? mensuales.

Por 69 dólares al año Microsoft utiliza 1 TB de espacio junto con la suscripción individual Workplace 365. Apple te cobra 9,99 dólares al mes por 2 TB de espacio.

Por 99 dólares al año, Microsoft ofrece 5 licencias de Office 365 y 5 TB de espacio total a un precio de 1 TB por cliente.

Estos son planes de tarifas interesantes, en los que se obtiene el derecho a utilizar Office junto con el almacén de sombra.

Asimilación de dispositivos inteligentes

Apple tiene en su entorno Mac OS + iOS un debate a su favor, al menos sobre el papel.

Para beneficiarse de la sinergia entre Mac OS y iOS, las soluciones iCloud como iPhoto o la sincronización de aplicaciones entre Mac OS X y también el smartphone (o tableta) tienen que ser utilizadas regularmente.

Microsoft no dispone de una plataforma de interacción tan refinada entre los sistemas Windows y los teléfonos móviles Android, ya que los teléfonos móviles basados en Windows ya no son una prioridad para Microsoft.

Es posible especificar políticas de sincronización entre Windows y también Android, pero utilizando esencialmente aplicaciones de terceros.

El rendimiento, depende de

Esta sección es complicada de examinar. En general, los ordenadores Mac son rápidos y actúan de forma ágil, aunque hay que tener en cuenta que estamos hablando de sistemas informáticos con un equipo dimensionado para reubicar bien el sistema operativo Mac.

Normalmente, con la excepción de configuraciones realmente fundamentales y particulares, comenzamos con 8 GB de RAM y discos SSD para el sistema. Sólo con estos componentes tenemos actualmente una base sólida para el rendimiento.

En Windows, podemos tener incluso 4 GB de RAM o mucho menos, junto con los discos duros tradicionales.

Además, los sistemas informáticos de Apple con Mac OS X en configuraciones con discos convencionales suelen ser increíblemente lentos, lo que mejora considerablemente si se cambia a SSD de estado fuerte.

Sin embargo, como dijimos, Apple sólo mantiene discos magnéticos no SSD en arreglos como el Mac mini.

Para configuraciones de hardware iguales, tanto Windows como Mac OS X funcionan de forma rápida, constante y con un notable potencial multitarea.

Veredictos

Tanto Mac OS como Windows son opciones inteligentes para cualquiera que necesite un ordenador portátil, Done in One o un ordenador.

En áreas como los juegos de PC, Windows es la selección más sensata. Mientras que si buscas la mejor versatilidad, Apple te permite usar tanto Mac OS como Windows en tus ordenadores, incluso si es algo artesanal para lograrlo. Sin embargo, sigue siendo una oportunidad contemplada formalmente por Apple.

Cuando hablamos de Windows, ten en cuenta que describimos Windows 10. Windows 8.1, o versiones anteriores no son realmente una competencia para Windows 10.

En cuanto a la tarifa, los dispositivos de alta gama para el sistema Windows son prácticamente tan caros como los equipos de Apple. En cambio, en Windows tenemos muchos más arreglos para seleccionar que en el mundo de Apple, donde comenzamos con costos base realmente altos.

El soporte, teóricamente es mucho mejor en Apple. Sin embargo eventualmente y en método, cada fabricante utiliza sus soluciones de asistencia en Windows. Y esto es a la misma vez, con empresas muy significativas y confiables que sostienen a sus clientes y también a los clientes.

Además, Apple es normalmente muy radical cuando se trata de soporte, forzando a algunos clientes con computadoras “clásicas”. Estas computadoras son como la propia Apple.

De todos modos, son dos sistemas excepcionales para la recreación, así como para la eficiencia.

Document
DESCARGA TODO LO NECESARIO AQUI ZOROM4

About the author

admin

Add Comment

Click here to post a comment